Aprendizaje en la primera infancia

Aprendizaje en la primera infancia Mejorar el aprendizaje de la primera infancia en nuestra comunidad implica trabajar con padres, centros de cuidado infantil, escuelas, consultorios médicos y otros profesionales para mejorar la preparación escolar y la alfabetización temprana desde el nacimiento hasta los 8 años de edad.

educate_midland_numbers_icon_web
Soy el primer maestro de mi hijo
educate_midland_seesaw_icon_web
Preparación para el jardín de infantes
educate_midland_ABC_icon_web
Tercer grado

90% Esa es la cantidad del cerebro de su hijo que se desarrolla en sus primeros cinco años.

Lo que nuestros niños aprenden antes del jardín de infantes puede predecir qué tan bien les irá en la escuela por el resto de sus vidas. Nuestra comunidad reconoce cuán importantes son las experiencias de aprendizaje temprano, como el jardín maternal, para un niño. Queremos asegurarnos de que cada niño tenga los medios para estar preparado, sin importar de dónde venga.

Evaluados en el MISD, los niños que asistieron a un programa público de jardín maternal de Texas durante 80 días o más estuvieron 68% listos para el jardín de infantes.

En Educate Midland, nuestra meta es aumentar el número de estudiantes listos para el jardín de infantes al 70% en 2019-2020. ¿Cómo sabe si su hijo está listo para el jardín de infantes?

Aquí hay algunos factores clave:
  • Aprender a reconocer letras
  • Aprender a comunicarse
  • Aprender a contar
  • Jugar al aire libre

1 de cada 4 niños que se atrasan en la lectura al final del tercer grado se queda atrás por el resto de su tiempo en la escuela.

El tercer grado representa un punto de inflexión clave en el aprendizaje de su hijo. Los libros y temas cubiertos por los maestros pasan de aprender para leer a leer para aprender.

El cambio no solo los ayuda a desarrollar sus habilidades de lectura y su vocabulario. La capacidad de lectura de su hijo es fundamental para los logros en matemáticas, el desarrollo de su confianza e incluso la persistencia a través de su graduación de la escuela secundaria y más allá.

Este es un momento de empoderamiento en el que los niños pueden comenzar a ver el valor de las habilidades que aprenden y cómo estas habilidades se complementan entre sí para aprender nuevas habilidades. Desafortunadamente, debido a esta naturaleza de transición, el tercer grado es un momento en el que muchos niños se quedan atrás.

Lo opuesto también es cierto. Si su hijo lee antes de su nivel, es más probable que se gradúe y asista a la universidad.

En Educate Midland, nuestra meta es aumentar el porcentaje de estudiantes de tercer grado competentes en lectura al 80%.